728 x 90
FacebookTwitterPinterestWhatsApp

Reactivador de octavo chakra

Reactivador de octavo chakra

Relacionado

FacebookTwitterPinterestWhatsApp

Nuestra Estrella del Alma

Se localiza a unos 15 centímetros por encima de la cabeza, como un disco plano.

Elemento metal

Conoce perfectamente el papel que tenemos en cada una de las vidas y el camino, con todos los senderos de energía que debemos recorrer para alcanzar nuestro propósito divino. Regula nuestros puntos de destino, la decisión de nuestra alma hecha antes de nacer en relación con los acontecimientos de la vida. También el lugar en el que podemos cambiar estas decisiones. El nivel áurico superior se relaciona con el octavo chakra que almacena el tiempo pasado, presente y futuro con respecto a nuestras experiencias en el tiempo. Por esta razón experimentamos sensaciones del tipo Déjà vu. El nivel áurico superior se conecta a la parte superior de la cabeza y luego desciende por todos los chakras trabajando en cada uno de ellos la parte que le toca. El mayor tesoro de este octavo chakra es que nos mantiene en el presente, en el ahora infinito. Es la energía que nos proporciona el “tiempo ahora” en el presente. Este nivel de consciencia también se utiliza para la predicción, la recuperación de la memoria y la transformación en relación con el pasado, presente y futuro. Este nivel de energía no es más que un sistema no-dual y completo en sí mismo, nada fácil de entender desde la mente.

En armonía:

Nos permite saber lo que somos, sentimos y pensamos, así como a expresar amor verdadero en toda acción y dar con el propósito divino en el momento oportuno.

En desarmonía:

Se convierte en una esponja que absorbe y atrae las cosas de los demás. Incapacidad para distinguir lo que le pertenece de lo que no; absorber lo que no le pertenece.

Mantiene la conciencia en el presente absoluto, vivir desde nuestra esencia más pura, desde el amor verdadero y la paz infinita nos permite expandir el alma y encontrar nuestro propósito de vida. Una vez nos encontremos viviendo la acción divina y realizando el propósito con el que hemos venido, el octavo chakra luce resplandeciente sobre nuestra coronilla y su luz se expande por toda el aura. Este chakra es un gran fichero de datos del alma, guarda los registros Akáshicos que nos permiten conocer nuestro pasado y viajar a cualquier lugar existente aquí o en otras dimensiones, del presente y del futuro. Además, contiene toda la información de nuestro karma y ADN.

FacebookTwitterPinterestWhatsApp
Stellum
Stellum
ADMINISTRATOR
PROFILE
FacebookTwitterPinterestWhatsApp